slide
Leer más

Campus Novella

Centro de Formación en Imagen Personal

CUIDA TUS PIES

masaje pies

Una forma sencilla para cuidar sus pies desde casa es preparar diferentes baños relajantes para sus pies, elaborando sus propias lociones y pulverizaciones con aceites esenciales.

BENEFICIOS DE LOS BAÑOS DE PIES:

Una fórmula para empezar a cuidar sus pies es ponerlos dentro de un barreño de agua templada, al final del día o en cualquier momento que necesites aliviarlos. Los baños de pies no sólo son agradables sino que a su vez resultan terapéuticos. Un baño con agua caliente templa unos pies fríos y relaja los músculos, tendones, ligamentos y tejido blando, además aumenta el  riego sanguíneo. Un baño con agua fría, también es muy beneficioso para los pies, porque mejora la circulación y reduce la hinchazón. Los baños fríos se recomiendan en casos de inflamación, así como después de actividades pesadas o deporte prolongado.

Para aumentar el efecto beneficioso de los baños podemos acompañarlos de aceites esenciales, exfoliaciones y masajes relajantes. También podemos introducir en el barreño pequeñas canicas o piedras redondeadas y hacer un pequeño masaje en la planta de los pies durante el baño. El bicarbonato sódico es muy bueno para relajar los pies y acondicionar la piel, la sal de higuera se usa en medicina tradicional china para eliminar toxinas de los pies y ayuda a los músculos cansados a recuperarse. El agua del mar muerto es muy rica en minerales y el pie puede absorberlos durante el baño con doble beneficio.

ACEITES ESENCIALES Y HIERBAS PARA LOS PIES:

Los aceites esenciales son sustancias naturales muy concentradas, pueden actuar en el cuerpo y la mente de dos formas: mediante su absorción a través de la piel y por inhalación de sus fragancias. Los aceites se absorben mejor en un baño de agua tibia que en uno de agua fría.

Se pueden usar una gran  variedad de plantas con diferentes propiedades medicinales como: antisépticas, bactericidas, fungicidas, antiinflamatorias y circulatorias. Los aceites mezclados con el agua y su aroma alivian los pies, pueden servir para calmar o estimular en función del aceite que usemos y el efecto terapéutico que deseemos obtener.

Los aceites más usados son los siguientes:

Lavanda (calmante y relajante muscular),  Romero (estimulante, inflamaciones, circulatorio),  Geranio (relajante, circulatorio, piel seca), Ciprés (refrescante y desodorante), Salvia (astringente, antiinflamatorio, antiséptico), Eucalipto (estimulante, descongestionante y desodorante), Camomila (tranquilizante y piel seca), Limón (refrescante y astringente) y Árbol del té (antiinflamatorio, antiséptico y fungicida) es especial para hongos y papilomas.

Aceites bases para añadir los aceites esenciales: almendras, semillas de uva, girasol, oliva y de jojoba. Se deben mezclar de 1 a 4 gotas de aceite esencial por cada cucharada de aceite base.

NOTAS:  el limón sobre la piel puede provocar quemaduras solares, no aplicar antes de tomar el sol y la salvia no debe usarse en exceso, no más de 2 veces por semana. No usar esencias en embarazadas, diabetes, epilepsia, problemas cardiacos, tensión alta y alergias o alteraciones de la piel.

 

Olga Salvachúa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>