slide
Leer más

Campus Novella

Centro de Formación en Imagen Personal

¿Es usted costalero? Quizás le interese seguir leyendo…

costaleros

¿Y si a nuestros Espartanos le sugerimos una sesión de entrenamiento de varias horas, cargando decenas de kilos sobre sus hombros o espalda?

Diríais: ¡Está loco! ¡Nos va a matar!

Nada de eso. Pienso y defiendo la labor de un costalero como una actividad física muy exigente. Entonces si es una actividad física que implica un sobreesfuerzo, ¿por qué no se trata como tal?

costaleros

Sin una correcta preparación, las lesiones pueden jugar malas pasadas a los costaleros.

El Secretario General del Colegio de Fisioterapeutas de Madrid advierte del peligro que supone adoptar una mala posición a la hora de cargar con un paso de centenares de kilos.

Como muchos miles de personas que llevan su pasión bajo un paso, mi hermano en Semana Santa participa en varias procesiones. Es por eso que me preocupa su estado de salud física.

Es muy común ver articulaciones inflamadas, ampollas, sobrecargas, contracturas o agravamiento de alguna lesión anterior.

Precisamente por eso, un costalero debe prepararse físicamente varios meses antes de la procesión.

Con un trabajo de fuerza y mejorando nuestra capacidad aeróbica podríamos ganar fondo y no encontrarnos con problemas. Recordemos que con fatiga, nuestro cuerpo tiende a ser menos coordinado y puede favorecer algún movimiento indeseado o algún tropiezo.

ejemplos ejercicios costaleros

Los ensayos semanas antes simulando el recorrido y con un peso similar es fundamental para adaptarnos más específicamente a la procesión tal como si se tratase de una prueba deportiva.

El trabajo de piernas y CORE (núcleo de abdominales y lumbares) debe ser meticuloso. La posición natural de un costalero supone una anteversión de pelvis con una sentadilla. Es necesario por tanto trabajar estos grupos musculares.

Sentadillas, Bird-dog, bridge, ejercicios de lumbares y abdominales que se muestran en el siguiente enlace son muy recomendables: ejercicios.

Durante la procesión, se debe descansar en las paradas oportunas e ir cambiándose con un compañero cuando notemos excesiva fatiga y calor. Revisar el costal y faja es importante ya que cualquier imperfección puede hacer que nos acordemos semanas después de una arruga en el costal, por ejemplo.

Al terminar y después de reponer fuerzas, nada mejor que hielo para articulaciones resentidas como tobillos o rodillas. Un baño de agua fría y caliente puede ayudarnos a una mejor recuperación.

Espero que acompañe el tiempo y podáis disfrutar de estos días como se merece.

 

 Luis Muñoz

 Entrenador Personal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>