slide
Leer más

Campus Novella

Centro de Formación en Imagen Personal

LO BELLO Y LO BESTIA

3

Utilizo el título  de un canción de The New Raemon – grupo de pop rock indie – para el artículo inaugural de una serie basada en la atracción sexual. Descubriremos qué rasgos están relacionados con el sex-appeal y cuáles no, así como algunos secretos para potenciar nuestra imagen ante el sexo opuesto.

Belleza versus atracción sexual

Aunque la presión social y la ingesta publicitaria relacionan la belleza con la atracción sexual, hay estudios científicos que demuestran ciertas variaciones en la conducta de los individuos a la hora de elegir pareja ; desviaciones respecto a ‘la lógica imperante’ relacionadas con el subconsciente, con el instinto animal encargado de la supervivencia de la especie.

Pese a Hollywood, el star system y todas las estrategias comerciales que promueven un canon estandarizado de belleza, las hormonas tiran de salud y compatibilidad cuando de la copulación se trata. Es cierto que, a fin de cuentas, la genética se encarga de configurarnos como individuos y que, por lo general, todo ‘lo bello está relacionado con lo bestia’.

El pelo femenino

Según antropólogos, genetistas y científicos, una de las explicaciones más razonables para que la mujer sea -por lo general – de menor estatura que el hombre responde a que la coronilla femenina exuda una gran cantidad de estrógenos. Según los estudiosos, el cuidado y ornamentación del cabello pudo surgir como reclamo para los hombres que, además de percibir la fertilidad, comenzaron a visualizarla, expresada en recogidos y peinados.

3

La mandíbula masculina

Uno de los rasgos distintivos de la masculinidad se asocia con la mandíbula. Al parecer, en el inconsciente femenino, los rasgos endurecidos de una quijada prominente entroncan directamente con el ideal del macho cazador. Por este motivo, y siempre según parámetros generales, los hombres de rostro alargado resultan menos atractivos que aquellos con la faz angulosa. No obstante, la sexualidad femenina presenta cierta complejidad, ya que intervienen factores como el estatus social como descubriremos en los próximos artículos.

 

Lo bello y lo bestia, dos conceptos relacionados que dependen el uno del otro y que, por lo general, obviamos, quizás porque parece chocante que la imagen personal entronque directamente con nuestro mundo animal, potenciándolo en algunas ocasiones y aplastándolo otras. La próxima semana estudiaremos el modo de caminar y la mirada, dos pilares de la seducción. ¡Saludos y hasta entonces!

 

Antonio J. Criado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>