slide
Leer más

Campus Novella

Centro de Formación en Imagen Personal

ROSA PARA ÉL

carlniperrdt-e

Los colores, según gustos, están totalmente relacionados con ideas y situaciones. El negro, oficialmente, es sinónimo de luto, pena y duelo, aunque también de elegancia y sobriedad; mientras que el blanco se utiliza, por ejemplo, para celebrar la virginidad de la novia frente al altar.

Asociamos el rosa al espectro femenino y el azul al masculino como si esas dos tonalidades representaran una orientación sexual. Sin embargo, hay documentos gráficos que demuestran que dichos colores se utilizaron, hasta hace bien poco, de manera inversa: rosa para los niños y azul para las niñas.

carlniperrdt-e

El rojo era símbolo de reyes: pasión, fuerza, poder y vigor; mientras que el azul era símbolo de candor y pureza, muy unido a la concepción intachable de la virgen María. Si a esto le sumamos que ambos tintes resultaban demasiado caros, sobre todo el rojo, entendemos que los príncipes herederos lucían ese placebo del rojo que es el rosa por su condición de herederos, mientras que las niñas vestían de azul para asemejarse a las figuras celestiales.

Reina_Isabel_de_ni_a_thumb

En el siglo XX, el cambio radical de las modas, la depresión definitiva del modelo monárquico y el auge del cine, contribuyeron a una visión totalmente opuesta. Por otra parte, surgieron los tintes sintéticos, más baratos y aplicables a todo tipo de ropa. La concepción sobre la masculinidad y la feminidad varió ostensiblemente. El color azul se consideró una suerte de bandera de los rudos marineros que regresaban de la guerra mientras que el rosa mantuvo su estatus de color regio, por lo que, en una época en que comenzaba a considerarse que todas las niñas era reinas de su casa, se plasmó en los vestidos que elaboraban las costureras.

 

Antonio J. Criado 

2 responses to “ROSA PARA ÉL

  1. Fickzi el Enano

    Por fin alguien me da la razón. Yo, el hombre rosa, siempre he sido tachado por el hombre contemporáneo como un homosexual. En realidad soy un poco bromosexual, es decir, mi sexo es una broma. Pero basta ya de conjeturas, si alguien se siente a gusto vistiendo el rosa, adelante. No hay de qué avergonzarse.

    Fickzi el Enano siempre dice, ¡sé rosa amigo mío!

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>