slide
Leer más

Campus Novella

Centro de Formación en Imagen Personal

TÉCNICAS DE RELAJACIÓN

file0315b

El entrenamiento autógeno de Schult tiene como punto de partida la hipnosis, puesto que esta basada en la propia sugestión. Para comenzar hay que tener en cuenta una serie de condiciones previas como:

-         Estar en un lugar tranquilo, con luz tenue, temperatura agradable…

-         Utilizar ropa cómoda, para que no tengamos molestias

-         Mantener una postura adecuada ya sea tumbado o sentado

-         Tener los ojos cerrados

Encontrarse con la mente despejada y en total reposo, para ello nos repetiremos a nosotros mismos la frase “Estoy completamente tranquilo” tantas veces como sea necesario para conseguirlo.

posicionn1

El primer paso estará relacionado con el peso, y cuyo objetivo consistirá en percibir las sensaciones de cómo pesa nuestro cuerpo para ello comenzaremos  diciéndonos “el brazo derecho me pesa mucho”, alternándolo con la primera frase, y nos hemos de repetir esta frase con todas las extremidades de nuestro cuerpo con el fin de percibir la relajación muscular.

Si el primer paso lo podremos llamar peso, el segundo lo llamaremos calor, y nos tendremos que repetir a nosotros mismos frases como “el brazo derecho está muy caliente”, “el brazo izquierdo está muy caliente”, y las iremos alternando con las de los ejercicios anteriores y con el resto de las extremidades, así llegaremos a la relajación vascular.

El tercer paso es la regulación cardiaca, apoyaremos la mano sobre el corazón para ayudarnos a concentrarnos y percibir como late, mientras nos repetimos “el corazón me late tranquilo y fuerte” alternándola con las frases anteriores. El objetivo de este paso sentir el latido, no alterarlo.

Paso cuarto, sería la regulación respiratoria y a de estar en sintonía con la situación de reposo, para ello mantendremos una pauta respiratorias pausadas y tranquilas y utilizaremos frases como “siento el aire entrar y salir de mis pulmones” “la respiración es tranquila”, utilizando de nuevo las frases anteriores.

El quinto paso es la regulación abdominal, para ello nos concentraremos en la zona entre el obligo y el final del esternón y nos repetiremos frases como “noto como mis abdominales irradian calor”, “ tengo el abdomen relajado” y de nuevo se intercalaran con el resto de frases anteriores.

Para el último paso que será la regulación de la región cefálica, utilizaremos frases como  “tengo la mente agradablemente fresca”, “ tengo la mente relajada” y por supuesto se utilizaran de nuevo  las frases anteriores.

file0315b

El resultado una vez que se domine los ejercicios anteriores será repetir todas las frases que se utilicen para llevarnos a un estado de relajación, por ejemplo: “Estoy completamente tranquilo”, “el cuerpo me pesa mucho”, “el cuerpo está muy caliente”, “el corazón me late tranquilo y fuerte”, “la respiración es tranquila”, “tengo el abdomen relajado”, “tengo la mente agradablemente fresca”.

 

Gonzalo César Ruz. Psicólogo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>